El Dia Del Trabajador

El Dia Del Trabajador

Hace solo unos días se celebraba internacionálmente el día del trabajador. Sin embargo, fueron los hechos sucedidos el día 4 de mayo del año 1886 los que hicieron que este día se conmemorara a nivel internacional. Empecemos con un poco de historia.

Unos trabajadores de la ciudad de Chicago, Estados Unidos, empezaron una serie de huelgas el día 1 de mayo con el fin de reivindicar las normativas laborales. Su principal objetivo era conseguir una jornada laboral de 8 horas. Pero fue el día 4 de mayo cuando las huelgas llegaron a la máxima tensión. Esto provocó el enfrentamiento entre los trabajadores en huelga y los agentes de la ley de la ciudad. Como era de esperar, los sucesos acabaron en desgracia y solo tres años después se consiguió la tan ansiada reivindicación y el reconocimiento a los “Mártires de Chicago”, como se les conoce. Murieron muchos hombres y varios centenares fueron apresados solo por luchar por unas condiciones dignas de trabajo.

Gracias a Dios y al sacrificio de hombres en el pasado, hoy disfrutamos de buenas condiciones laborales, pero a pesar de ello, muchas veces no nos damos cuenta de esos sucesos y no agradecemos a Dios lo suficiente por ello. Solemos quejarnos de tener que trabajar. O solemos quejarnos de no tener el trabajo de nuestros sueños. Pero no nos damos cuenta que a la par de esa queja viene el rechazo a querer trabajar, o a la bendición de Dios por poder tener ese sustento. Mas recordemos que el trabajo dignifica al hombre, pero también a Dios. Esto quiere decir que si rechazamos nuestro trabajo, o lo hacemos de mala gana, o directamente lo hacemos mal, no solo estamos tirando por la borda nuestro testimonio como cristiano y como persona, sino que no estamos adorando a Dios. Recuerda, adorar no es solo cantar o ir a la iglesia, es la forma en la que das honra a Dios en todos los aspectos de tu vida.

La Biblia deja bien claro ya desde Génesis que el ser humano tiene que trabajar por mandato de Dios. Y al ser un mandato de Dios solo hay dos formas de ejercerlo: bien o mal. Esforcémonos por trabajar honradamente y así no solo dar testimonio de quienes somos, sino de quien es nuestro Señor, a quien servimos.

¿Tienes algún testimonio de como Dios uso tu trabajo para acercar a personas a él? Déjanos un comentario para que todos crezcamos con la obra que Dios esta haciendo en tu vida.

3 TRADUCTORES DE LA BIBLIA ENCARCELADOS LE PREDICAN EL EVANGELIO A OTROS PRESOS

3 TRADUCTORES DE LA BIBLIA ENCARCELADOS LE PREDICAN EL EVANGELIO A OTROS PRESOS

25/02/16 - Al igual que en el tiempo que Pablo y Silas fueron encarcelados por predicar el evangelio, ellos adoraban, oraban y compartían su fe inquebrantable con los prisioneros.
Esta es la historia de tres traductores de la Biblia que fueron detenidos por su fe cristiana y arrojados a una prisión sucia y llena de gente, otros reclusos empezaron a hacerles preguntas acerca de su fe y en poco tiempo ya había un pequeño grupo de oración y adoración cada mañana en una esquina de la prisión de un país del sudeste asiático.
Los cristianos enseñaron a los internos acerca de la oración, el amor a los enemigos y el perdón, varios de los presos aceptaron a Jesús en sus corazones.
La persecución a los cristianos en esa parte del mundo es grande y tener las Sagradas Escrituras es como tener un arma apuntándote, pero las tabletas informáticas les permite a los traductores trabajar a discreción pues las tabletas son tan comunes que nadie espera encontrar ahí una Biblia.
En este país el equipo de Traductores ha distribuido 13 contenedores comprimidos a los traductores nacionales en un taller MAST. Con la provisión de Dios, 500 tabletas para traductores Nacionales serán distribuidos el año siguiente en algunas regiones más hostiles de todo el mundo.
Fuente: Impacto Evangelístico - WycliffeAssociates