FUENTE DE VIDA
17 de Julio, 2020

PERSONAS PACIFICADORAS
(Por Charles Swindoll)

“Por tanto, si sienten algĂșn estĂ­mulo en su uniĂłn con Cristo, algĂșn consuelo en su amor, algĂșn compañerismo en el EspĂ­ritu, algĂșn afecto entrañable, llĂ©nenme de alegrĂ­a teniendo un mismo parecer, un mismo amor, unidos en alma y pensamiento”. Filipenses 2:1-2 (NVI)

Las relaciones siempre merecen ser restauradas.
La vida se trata de aprender a amar, y Dios quiere que valoremos las relaciones y hagamos todo lo posible por mantenerlas en lugar de descartarlas cada vez que surja una grieta, un daño o un conflicto.

De hecho, la Biblia nos dice que Dios nos ha dado el ministerio de restaurar las relaciones. Por esta razón, una gran parte del Nuevo Testamento estå dedicada a enseñarnos a llevarnos bien el uno con el otro.

El apóstol Pablo enseñó que nuestra capacidad para llevarnos bien con los demås es una señal de madurez espiritual. Debido a que Cristo quiere que su familia sea conocida por el amor mutuo, el compañerismo roto es un testimonio vergonzoso para los incrédulos. Por lo tanto, Pablo estaba tan preocupado de que los miembros de la iglesia en Corinto se dividieran, se enfrentaran, e incluso fueran a los tribunales.

Él escribiĂł: “Digo esto para que les dĂ© vergĂŒenza. ÂżAcaso no hay entre ustedes nadie lo bastante sabio como para juzgar un pleito entre creyentes?” 1 Corintios 6:5 (NVI).

Él se sorprendiĂł de que nadie en la iglesia fuera lo suficientemente maduro como para ayudar a resolver el conflicto pacĂ­ficamente. En la misma carta, dijo: “Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonĂ­a y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propĂłsito“ 1 Corintios 1:10 (NVI).

Si queremos la bendiciĂłn de Dios en nuestras vidas y queremos ser conocidos como hijos de Dios, debemos aprender a ser pacificadores. JesĂșs dijo: “Dios bendice a los que trabajan para que haya paz en el mundo, pues ellos serĂĄn llamados hijos de Dios“ Mateo 5:9 (TLA).

Nota que JesĂșs no dijo: “Dios bendice a los amantes de la paz”, porque todos aman la paz. Tampoco dijo: “Dios bendice a los pacĂ­ficos”, que nunca parecen molestarse por nada. JesĂșs dijo: “Dios bendice a los que trabajan para que haya paz en el mundo“, aquellos que buscan activamente resolver el conflicto.

En los prĂłximos dĂ­as, veremos los pasos necesarios para resolver el conflicto. Los pacificadores son raros porque la paz es un trabajo difĂ­cil. ÂĄPero debido a que fuiste formado para ser parte de la familia de Dios, el establecimiento de la paz es una de las habilidades mĂĄs importantes que puedes desarrollar!

Reflexiona sobre esto:
· ¿A qué personas conoces que son pacificadores? ¿Cómo describirías su caråcter?
· ¿Qué puedes hacer hoy para trabajar por la paz en tus relaciones y en tu comunidad?
· ¿Por qué el trabajo por la paz es tan difícil?

 

******************
El Señor os conceda un feliz y bendecido fin de semana

En el amor de Cristo


Inicio