FUENTE DE VIDA
14 de Junio, 2021

ADVERTENCIAS PARA LA IGLESIA
David Wilkerson

En su camino a Jerusal√©n, el ap√≥stol Pablo hizo una parada en √Čfeso, donde convoc√≥ a una reuni√≥n especial de todos los l√≠deres de la iglesia. Les dijo solemnemente a los creyentes de Efeso: ‚ÄúEsta es la √ļltima vez que los ver√© y este ser√° mi mensaje final a ustedes‚ÄĚ (ver Hechos 20:25).

En su √ļltimo mensaje a los efesios, Pablo les dijo, en esencia: ‚ÄúHe estado con ustedes antes y ustedes saben lo que defiendo. Les he servido con humildad y l√°grimas. He predicado en su iglesia y de casa en casa, todo bajo grandes pruebas y persecuci√≥n. Y no les he ocultado nada‚ÄĚ.

Luego, con l√°grimas, les dio esta seria advertencia: ‚ÄúAl d√≠a de hoy, son tres a√Īos que les he advertido, d√≠a y noche, acerca de lo que veo venir a la iglesia despu√©s de que me vaya. Ahora, quiero que oigan esta advertencia una vez m√°s‚ÄĚ (ver 20:31).

¬ŅQu√© vio venir Pablo? En resumen, sus advertencias no se refer√≠an al caos que suceder√≠a fuera de las puertas de la iglesia, pero √©l estaba afligido por lo que ve√≠a venir a la casa de Dios. Advirti√≥ a los efesios sobre lo que vendr√≠a sobre el ministerio, sobre los pastores, en particular, a manos de los enga√Īadores que inundar√≠an en la iglesia.

‚ÄúEl Esp√≠ritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Se√Īor, la cual √©l gan√≥ por su propia sangre‚ÄĚ (20:28). En otras palabras, ‚ÄúObispos, supervisores, l√≠deres, alimenten a sus reba√Īos y ll√©nenlos con la palabra pura de Dios. Est√°n viniendo lobos salvajes y enga√Īadores que van a apuntar a las ovejas d√©biles‚ÄĚ. El profundo clamor de coraz√≥n de Pablo fue: ‚ÄúPastores, presten atenci√≥n. Est√©n en guardia por ustedes y por su pueblo‚ÄĚ.

Pablo les declar√≥ a estos hombres: ‚ÄúNo he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios‚ÄĚ (20:27). ¬ŅCu√°l es todo el consejo de Dios? En resumen, incluye los temas dif√≠ciles de las Escrituras, no s√≥lo las bendiciones. Incluye el mensaje de tristeza seg√ļn Dios por el pecado, de arrepentimiento, de tomar su cruz, de abnegaci√≥n y sacrificio, y separaci√≥n del mundo.

Amado, como una de las ovejas, aseg√ļrate de estar sentado bajo el ministerio de un verdadero pastor, no uno que s√≥lo quiera hacerte sentir bien. Proponte en tu coraz√≥n ser un siervo de Dios que no tenga miedo, que sea santo y plenamente preparado. S√© parte del cuerpo.

 

******************
En el amor de Cristo…