FUENTE DE VIDA
13 de Julio, 2020

CONFIAR Y OBEDECER
(Por Charles Stanley)
Leer – 1 Reyes 18.1-6

La fe y la obediencia son compañeras de viaje que se dirigen al mismo destino, el cual es agradar y glorificar al Señor. Crecen juntas al mismo tiempo a medida que se practican, pero se marchitan si se descuidan. Por lo tanto, Dios a veces trae nuevos retos a nuestra vida para fortalecer nuestra confianza y sometimiento a Él.

Elías era un profeta que había demostrado ser fiel al Señor. Incluso cuando le dijeron que se presentara ante el rey Acab que buscaba matarlo, él obedeció. Abdías fue otro siervo fiel de Dios. Él había salvado de morir a otros profetas, pero cuando Elías le dijo que informara a Acab de su presencia, Abdías temió por su vida.

El miedo pone trabas a la fe cuando comenzamos a dudar de que el camino de Dios sea en realidad el mejor. Si permitimos que la ansiedad se afiance en nuestra mente, nos negaremos a hacer lo que el Señor dice. El resultado es un cambio de compañero de viaje. En vez de fe y obediencia, comenzamos a caminar con la duda y la rebeldía.

La fe grande comienza con pasos pequeños. Cuando usted obedece la Palabra de Dios, comienza un ciclo de fe y obediencia cada vez mayor. No deje que el miedo le robe las bendiciones que el Señor ha planeado para usted.

 

******************
En el amor de Cristo…

Inicio