FUENTE DE VIDA
10 de Septiembre, 2020

CUANDO TU EDUCACIÓN PRUEBA TU FE, TIENES TRES OPCIONES
(Por Rick Warren)

“Todo el que quiera vivir una vida de sumisión a Dios en Cristo Jesús sufrirá persecución”.
2 Timoteo 3:12 (NTV)

La educación es de vital importancia para todos nosotros. Es una de las pocas partes de nuestras vidas que nunca debe terminar. Siempre deberíamos estar aprendiendo. La Biblia lo describe como una herramienta para una vida exitosa (Proverbios 19:8).

Pero como cualquier cosa que es importante, tenemos que protegerla. Debemos asegurarnos de que nuestro aprendizaje nos acerque a Dios y no nos aleje de Él.
Eso comienza con una decisión.

Tienes que decidir de antemano permanecer firme para Dios.

El tiempo para pensar acerca de tu lealtad a Dios no es cuando estás aprendiendo algo nuevo. Es antes de que empieces.

La Biblia nos dice: “En este mundo afrontarán aflicciones” Juan 16:33b (NVI).

Este versículo no dice “de pronto afrontarán aflicciones”. No dice “si llegaran a afrontar aflicciones”. Dice que afrontarán aflicciones. Y eso incluye tu educación. Tu fe será probada por tu educación. No hay duda de eso.

En 2 Timoteo 3:12 leemos: “Todo el que quiera vivir una vida de sumisión a Dios en Cristo Jesús sufrirá persecución” (NTV).

Si tú no estás sufriendo ninguna persecución en tu vida, puede indicar que no estás viviendo una vida totalmente piadosa. Puede significar que estás tratando de ser un camaleón donde algunas personas no saben que eres cristiano.

Cuenta con ser probado en tu educación. Tú puedes reprobar en una gran prueba de matemáticas. Pero no puedes dejar de hacer la prueba más importante: la prueba de tu fe. Esta prueba tiene consecuencias eternas.

Cuando tu educación evalúa tu fe, tienes tres opciones.

Puedes hundirte. Te retiras y simplemente dejas caer tu fe.

Puedes retirarte. Simplemente separas en secciones tu vida, y no dejas que la Palabra de Dios impacte en lo que estás aprendiendo.

Puedes prosperar. Eliges pasar lo que estás aprendiendo a través del filtro de la Palabra de Dios.
Eso es lo que Daniel y sus amigos hicieron en el primer capítulo de Daniel. Antes de pasar por el programa de adoctrinamiento del rey, “Daniel estaba decidido a no contaminarse” Daniel 1:8a (NTV).

Daniel y sus amigos no dejaron que las ideas falsas arruinaran su fe. Tú tampoco deberías permitirlo.

Decidir desde el principio que protegerás tu mente. Es decidir que vas a pasar todo a través del filtro bíblico. Así es como prosperas en tu educación —y tu fe. Y utiliza este filtro sin importar la edad que tengas o dónde estés en la vida— Dios quiere que tú seas un aprendiz toda la vida, lo que significa que enfrentarás desafíos a lo largo de toda la vida en cuanto a la fe.

Cuando estés siendo probado, recuerda que Dios está contigo no contra ti. Él te está guiando hacia una fe más profunda y una relación más cercana con Él.

Reflexiona sobre esto:
· Piensa en alguna vez que viste a alguien “hundiéndose” o “retirándose” cuando la educación puso a prueba su fe. ¿Qué aprendiste de su experiencia?
· ¿Cómo has usado el filtro de la Palabra de Dios para procesar algo que has aprendido? ¿Cómo creciste en esa experiencia?
· ¿Cómo puedes ayudar a otra persona a aprender los principios de este devocional y a proteger su mente a lo largo de su educación?

 

******************
En el amor de Cristo…

Inicio