FUENTE DE VIDA
20 de Julio, 2020

DEJE QUE DIOS EDIFIQUE SU CASA
(Por Charles Swindoll)

“Si el SEÑOR no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican.”
Salmo 127:1

Esta es la idea. Durante esos meses y años tempranos tan importantes del matrimonio, asegúrese que el Señor su Dios es el corazón y centro de su familia.

Si no es así, toda la experiencia es un estudio de insignificancia; un esfuerzo despreciado, vacio, contraproducente. Todo será en vano. Él no tiene en mente un hogar en el que cuelga un montón de lemas religiosos en las paredes, o una pareja que simplemente va a la iglesia con regularidad y eleva una oración fugaz antes de las comidas, o pone una Biblia grande en la mesita de café en la sala. No, el ingrediente esencial es “el Señor”

Una familia empieza con pie derecho cuando Jesucristo esta en cada vida (esposo y esposa han nacido de nuevo), y cuando la sombra alargada de su señorío penetra esta relación.

Cuando una pareja hace de Cristo una parte vital de su vida, en términos de los salmos, allí es cuando “el Señor edifica la casa.”

 

******************
En el amor de Cristo…

Inicio