FUENTE DE VIDA
17 de Diciembre, 2020

DIOS NO ESTÁ LEJOS

Leer – Mateo 1:23; Isaías 7:14; Éxodo 3:4; Hebreos 13:8

En el sueño de José, el ángel le reveló que el nacimiento de Jesús cumpliría profecías de siglos pasados y terminaría con la separación que existió entre Dios y el hombre desde el primer pecado en el Jardín del Edén. José aprendió que Jesús sería «Dios con nosotros». ¡Cuán fácil podemos olvidar esta verdad!

Nosotros leemos en Éxodo, mucho antes del nacimiento de Jesús, que Moisés tuvo que esperar que Dios le hablara en la cima de una montaña o a través de un arbusto ardiendo. En aquel tiempo, la humanidad no tenía acceso constante a una relación íntima con Dios. Algunas veces, puede ser fácil volver a esta vieja mentalidad de comunicación con Dios. ¿Cuán seguido pedimos por nuestro propio arbusto ardiendo, deseando una señal explícita y tangible o una palabra clara de Él? Incluso como cristianos podemos empezar a creer que Dios está lejos cuando sentimos que estamos esperando y esperando para oírlo.

Necesitamos recordar que Jesús ha creado un puente entre Dios y nosotros. Él es la respuesta de Dios a nuestro deseo por un arbusto ardiendo o una conversación en la cima de la montaña con Él. No alabamos a un Dios distante que no quiere hablar con nosotros. Jesús restauró nuestra relación con Él e hizo un camino para que diariamente nos acerquemos a Su trono con confianza.

Encuentra alivio sabiendo que Dios está contigo. Él escucha tus oraciones, y está de tu lado. Si Dios puede enmendar nuestra relación rota con Él, ¡piensa en lo que Él puede y hará en nuestras vidas y en beneficio nuestro!.

 

******************
En el amor de Cristo…

Inicio