FUENTE DE VIDA
16 de Junio, 2020

MANTENER EL RUMBO
(Por Charles Stanley)
Leer – Hebreos 12:1,2

La vida cristiana puede ser comparada a una carrera con una línea de llegada en la eternidad. Nuestro objetivo es mantenernos en el camino y correr con resistencia, pero no sabremos el camino a seguir a menos que nos enfoquemos en Cristo.

Como en cualquier carrera de larga duración, el recorrido está lleno de obstáculos que amenazan con hacer que tropecemos o nos desviemos. Las tentaciones nos atraen a lo que imaginamos que sean exuberantes pastos verdes, y el trajín puede llevarnos por sendas tortuosas que terminan en agotamiento.

La preocupación y el temor se apoderan de nuestra mente, y las emociones nos llevan a situaciones en las que el Señor nunca quiso que estuviéramos.

Aunque los pecados son la amenaza más obvia, todo lo que se anteponga a nuestra relación con el Señor puede llevarnos por el camino equivocado. Es fácil permitir que nuestras familias, trabajos y placeres nos distraigan de una búsqueda sincera de Cristo. Incluso las bendiciones de Dios pueden ser un obstáculo para nosotros si comenzamos a darles prioridad sobre el Señor.

Como creyentes, debemos fijar nuestros ojos en el Señor Jesucristo, pues es nuestro guía y nuestro destino, y nos dará la bienvenida al hogar celestial cuando crucemos la línea de llegada en la eternidad.

 

******************
En el amor de Cristo…

Inicio