FUENTE DE VIDA

09 de Junio, 2021

PERMANECIENDO FUERTES CUANDO LAS COSAS SE DESMORONAN

David Wilkerson

 

‚ÄúGracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Se√Īor Jes√ļs. Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llam√≥ por su gloria y excelencia‚ÄĚ ( 2 Pedro 1:2-3).

 

Todos sabemos que los cristianos en el primer siglo enfrentaron grandes tribulaciones. Soportaron pruebas severas, tiempos difíciles, persecuciones que fueron de vida o muerte. Pero no se quebraron bajo el estrés. Pablo dice que la iglesia en Tesalónica soportó la pérdida de todo lo que poseían, sin embargo, estos creyentes no fueron destruidos por esta experiencia.

 

Pablo atribuye su fuerza al poder del Esp√≠ritu Santo: ‚Äúnuestro evangelio no lleg√≥ a vosotros en palabras solamente, sino tambi√©n en poder, en el Esp√≠ritu Santo y en plena certidumbre‚Ķ Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Se√Īor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulaci√≥n, con gozo del Esp√≠ritu Santo‚ÄĚ (1 Tesalonicenses 1:5-6).

 

Estos creyentes hab√≠an sido ‚Äúmuy afligidos‚ÄĚ, pero pose√≠an verdadero gozo. No se quejaron respecto a sus circunstancias y no cuestionaron a Dios. En cambio, hubo regocijo entre ese cuerpo de creyentes. Y Pablo les dijo: ‚Äúhab√©is sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han cre√≠do. Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Se√Īor‚Ķ vuestra fe en Dios se ha extendido‚ÄĚ (1:7-8).

 

En Estados Unidos, el mayor problema es el estrés. Existe una ansiedad generalizada sobre el futuro, sobre la seguridad laboral. Algunas familias están a punto de perderlo todo y sucumben a la desesperación. Multitudes de personas mayores tienen dolor porque no pueden pagar sus medicinas y esto es desgarrador.

 

¡En medio de este caos, hay esperanza! Verás, el Espíritu del Dios Todopoderoso y Cristo vive en nosotros. El Espíritu Santo está obrando en nosotros con gran poder… ¡en este mismo momento! El Espíritu Santo nos fue dado por esta misma razón, para llevar nuestras preocupaciones y cargas.

 

Amado, Dios permiti√≥ cada una de las pruebas de Pablo y esto hizo que el ap√≥stol no confiara en s√≠ mismo, sino que confiara plenamente en el Esp√≠ritu Santo. Las Escrituras dicen: ‚ÄúY habiendo acabado todo, estar firmes‚ÄĚ (Efesios 6:13). Deja que Dios lo haga todo y √©l lograr√° tu liberaci√≥n.

 

 

 

 

 

******************

En el amor de Cristo…