FUENTE DE VIDA
27 de Mayo, 2020

PLACER MOMENTÁNEO
(Por Charles Stanley)
Leer – Génesis 25.19-34

Las decisiones tienen consecuencias. Eso puede ser algo bueno, pero a veces terminamos lidiando con sus repercusiones de por vida.

Por ejemplo, a cambio de un plato de comida, Esaú sacrificó su derecho de primogenitura. En otras palabras, no solo renunció a su riqueza, herencia, posición social y prominencia, sino también al poder y al derecho de dirigir a toda la familia.

¿Hay un “plato de comida” en su vida, algo que desee mucho y que tenga justo en frente? Por el momento, puede parecer la decisión correcta, pero más tarde podría descubrir que ha cambiado algo valioso por algo con poco o ningún valor.

Cada vez que somos gobernados por algo que no sea el Espíritu Santo, estamos más propensos a sacrificar nuestro futuro por una gratificación inmediata. Los apetitos son dados por Dios, pero no están diseñados para dominarnos. Eso fue lo que causó que Esaú perdiera su futuro. Quiso satisfacer su apetito y, entonces, estuvo dispuesto a pagar un gran precio.
Podemos poner en peligro nuestro futuro cuando nos enfocamos en lo temporal en vez de lo eterno. ¿Qué está usted haciendo ahora que podría tener consecuencias de por vida? ¿Vale la pena? Pídale a Dios que le ayude a ver su situación desde la perspectiva de Él.

 

******************
En el amor de Cristo…

Inicio