FUENTE DE VIDA
9 de Julio, 2020

POR QUÉ LA ESPERANZA NO ES LO MISMO QUE EL OPTIMISMO
(Por Rick Warren)

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos”. Romanos 8:28 (NTV)

La vida a menudo te trae asuntos que son difíciles de pasar, como una enfermedad, una pérdida de trabajo, o la muerte de un amigo o de un miembro de la familia. Esas pastillas son amargas de pasar y a menudo nos atoramos con ellas.

Ten la seguridad de que Dios está sacando algo bueno en tu vida, incluso si no puedes verlo. Dios está trabajando activamente para sacar lo bueno de todo lo que sucede en tu vida. Para mantener viva la esperanza en medio de tiempos difíciles, necesitarás obtener una bodega de esta verdad.

La Biblia dice eso de esta forma: “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos” Romanos 8:28 (NTV).

La Biblia no está diciendo que cada evento en tu vida sea bueno. Tú y yo sabemos que eso no es cierto. Pero sí dice que cuando reúnes tu vida entera, cada cosa coopera para el bien. Es como hacer un pastel. Es posible que no te guste el sabor de cada ingrediente, pero cuando está todo junto, no puedes mantener tus manos lejos de él. Dios quiere hornear un pastel increíblemente sabroso con tu vida, y Él quiere usar incluso los elementos desagradables y amargos para hacerlo.

Dios tampoco dice que todo funciona ‘como queremos’ o que cada historia tendrá un final feliz. La realidad es que cada decisión de negocios no te dará un millón de dólares. No todas las parejas que se casan vivirán felices para siempre. No todos los niños se convertirán en capitán del equipo de fútbol.

En cambio, el versículo nos recuerda que podemos tener absoluta confianza de que el Maestro Diseñador del universo hace que todo funcione para el bien de los que aman a Dios. (Por cierto, esta promesa es para ‘los que aman a Dios’, no para las personas que aún no conocen a Dios).

La esperanza no es lo mismo que el optimismo. No es la creencia de que algo malo saldrá bien. Es la absoluta confianza que cada parte de tu vida en última instancia, tiene sentido, independientemente de cómo se vea de este lado de la eternidad.
Desde nuestro punto de vista, la vida a veces parece un desastre. Pero la visión de Dios desde el Cielo no es la misma que la nuestra.

Ni siquiera puedes imaginar el bien que Dios tiene reservado para tu futuro. En Jeremías 29:11b Dios dice, “ Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza” (NVI).

Tu futuro está en las manos de Dios — y no hay mejor lugar para estar.

Reflexiona sobre esto:
· ¿Cómo has visto a Dios trabajar en una mala experiencia para tu bien?
· ¿Cómo la muerte de Jesús en la cruz es un ejemplo de Dios trabajando para sacar el bien de una mala situación?

 

******************
En el amor de Cristo…

Inicio