FUENTE DE VIDA
18 de Diciembre, 2020

SUPERAR LAS EXPECTATIVAS
Esperanza que transforma
Leer – Lucas 1.38; 1 Pedro 1.7

Debido a la profecía, el pueblo judío había anticipado a su salvador por siglos, y esperaban un rey que los liberara y el cual estableciera un reino terrenal. Imagina la sorpresa y la desconfianza cuando les dijeron que su salvador había nacido de una familia sencilla en un pesebre en Belén, en el lugar más humilde en un pueblo humilde. Lo que los judíos recibieron no llenaba sus expectativas.

Pero Dios no está para cumplir con las expectativas. Él está para sobrepasarlas. Jesús es un ejemplo de la increíble bondad sin límites de Dios. A través de Jesús, Dios cumplió las necesidades del pueblo judío que ni siquiera ellos sabían que tenían. Estableció Su reino eterno, proveyó salvación, reconcilió la relación de la humanidad con Dios, y trajo esperanza a un mundo desecho.

¿Qué tan a menudo ponemos nuestras expectativas en Dios, asumiendo que Él va a obrar de acuerdo a nuestra agenda y a nuestro plan? Este hábito no es bueno para nuestra fe, porque Dios raramente opera de acuerdo a nuestros horarios, y por lo tanto Sus respuestas no coinciden con lo que pensamos.

Necesitamos entender la diferencia entre poner nuestras expectativas en Dios, y confiar en Su plan y estar expectantes para que Él las cumpla a través de nuestra vida. Esperar confiadamente en Dios alimenta nuestra fe.

Dios quiere hacer más que satisfacer tus expectativas. Quiere superarlas. Que te reconforte el saber que Dios puede hacer mucho más de lo que puedas siquiera imaginar. Mantente expectante del mover de Dios, confía en Su proceso, y observa crecer tu fe.

 

******************
En el amor de Cristo…

Inicio